miércoles, 27 de julio de 2011

Manuel Francisco dos Santos, Garrincha

Garrincha fue una de las maximas glorias del futbol mundial, se convirtio, junto a Pele, en uno de los jugadores mas queridos por la aficion brasileña. Sus regates y goles lo convirtieron en uno de los mejores de la historia.
Manuel Francisco dos Santos nacio en la pequeña ciudad brasileña de Pau Grande, cercana a Rio de Janeiro, el 28 de octubre de 1933. Fue un puro representante carioca, con las alegrias, extravaganzas, espontaneidad y melancolia que caracterizan a muchos brasileños nacidos en esta parte de la nacion sudamericana, y como varios de sus compatriotas, desperto admiracion y simpatia. De pequeño lo llamaban Mane, que es un disminutivo de Manuel. Con el tiempo se le dio un sobrenombre que quedaria marcado en la historia del futbol: Garrincha, que en portugues tiene que ver con el sonido de un pajaro.
Garrincha era zambo, es decir, hijo de africanos e indigenas; tenia los pies girados 80 grados hacia dentro, su pierna derecha era 6 cm mas larga que la otra,  tenia la columna vertebral torcida y sus problemas se agravaron por una severa poliomielitis. De pequeño lo operaron para arreglar la anormalidad de sus piernas pero no funsiono, y esas mismas piernas le sirvieron para confundir a sus rivales, amagando y jugar para un lado e irse al otro. Ademas de todo, cabe destacar que era un adicto al tabaco desde los 10 años. A pesar que los medicos no le diagnosticaron un buen futuro deportivo,  aprendio a jugar futbol, y esa resulto ser su mayor virtud.  Sus primeros pasos futbolisticos los dio en la empresa textil donde trabajaba.

Su primer equipo profesional fue el Botafogo; club en el que cumplio su mas brillante labor desde 1954 hasta 1966, en donde jugaria 581 partidos, marcando 232 goles. Su debut fue en 1953, con 20 años de edad, en un partido entre Botafogo y Bonsucesso. El partido lo ganaria el Botafogo 6-3, de los cuales 3 goles fueron marcados por Garrincha. De ahi en adelante, el futbol quedaria fascinado con uno de los futbolistas mas creativos de la historia.

En una carrera caracterizada por grandes logros deportivos, el Botafogo de Garrincha fue campeon de la Liga Carioca en 1957, 1961 y 1962; tambien ganaria la Liga Rio-Sao Paulo en 1962, 1964 y 1966. En esa epoca el formato era distinto al campeonato actual y en la Liga Rio-Sao Paulo participaban los mejores equipos brasileños del momento. Ademas, Garrincha gano el premio al Mejor Jugador del Mundo en 1962.

De hecho, el Botafogo de Garrincha y el Santos de Pele son considerados los equipos mas sobresalientes de la historia de Brasil y sus enfrentamientos marcaron un hito en el balompie del pais sudamericano. En 1967 paso al Corinthians de Sao Paulo; en 1968 con el Junior de Barranquilla, Colombia, jugo un unico partido contra el Santa Fe de Bogota en el estadio Romelio Martinez de Barranquilla, que se lleno para verlo jugar. Luego en el mismo 1968 paso a jugar con el Flamengo; en 1971 fue contratado por el equipo frances Red Star Paris, que fue su unico club europeo; y en 1972 jugo para el Olaria de Rio de Janeiro, club en el que cerraria su carrera deportiva.

Garrincha participo en tres Copas Mundiales: Suecia 1958, Chile 1962 e Inglaterra 1966, siendo campeon en las dos primeras. En Suecia 1958 formo una delantera de lujo junto a Pele, Didi, Vava y Mario Lobo Zagallo. Con la seleccion brasileña jugo 60 partidos, de los cuales gano 52, empato 7 y perdio solo 1. Un dato curioso es: Brasil nunca cayo cuando Garrincha y Pele jugaban juntos en la verdeamarela.

En su vida privada, Garrincha era amante del tabaco y el alcohol. Tuvo 14 hijos reconocidos de distintas esposas y amantes.

Garrincha fallecio en la miseria, el 20 de enero de 1983 en Rio de Janeiro, segun los medicos como consecuencia de congestion pulmonar, pancreatitis y pericarditis, todo dentro del cuadro clinico de alcoholismo cronico. Su velatorio se realizo en el estadio Maracana, y su ataud fue cubierto con la bandera del club que lo vio brillar, el Botafogo.
GARRINCHA Y PELE

Indescifrable, escurridizo, veloz y magico. Esos son apenas algunos de los adjetivos calificativos que le dan a Garrincha,  uno de los mejores y mas recordados atacantes que hayan vestido la camiseta del seleccionado brasileño a lo largo de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada